Logo2_PNG-252x300.png

“Correr en Madrid es complicado. Durante el recorrido se me dañó la silla pero pude arreglar el problema y conseguí otro triunfo para Colombia”, señaló casi al borde de las lágrimas Francisco Sanclemente.

No es la primera vez que este aguerrido vallecaucano triunfa en tierras ibéricas, el año anterior también se llevó la gloria gracias a su talento y disciplina.

Tal vez Sanclemente no aparece en las portadas de los diarios ni será recibido por la multitud en Colombia pero sin duda es un héroe.

Y es que ganar una Maratón en una ciudad tan complicada como Madrid, no es una tarea fácil.

Fueron 42 kilómetros de lucha constante no solo contra sus oponentes sino contra él mismo.

Pachito, como le dicen sus amigos, confiesa que perdió la movilidad de sus piernas cuando intentaba ser futbolista. A pesar de esta dura prueba que le puso la vida, este aguerrido deportista decidió probarse en el mundo de la maratón a bordo de su silla de ruedas.